BELLEZA

Consigue un vientre más plano

Una dieta adecuada, realizar ejercicios abdominales y beber abundante agua son las claves para conseguir un vientre más plano.

La dieta. Es fundamental comer adecuadamente para evitar la acumulación de grasas en el cuerpo. No es necesario pasarse la vida a régimen.
En líneas generales, se trata de consumir más fruta y verdura fresca; tomar menos carnes magras y más pescado y elegir siempre los cereales integrales antes que los refinados. Así, además de mantener a raya nuestra dieta, podemos mejorar nuestra salud, previniendo las enfermedades cardiovasculares y bajando el nivel de colesterol.
La bebida. Toma al menos dos litros de agua al día. Esta cantidad nos permite purificar el organismo, eliminar toxinas y facilitar el tránsito intestinal.
Evita las bebidas gaseosas que, además de engordar, nos hinchan el estómago. Como medida de precaución también habría que evitar las bebidas muy frías o muy calientes. Por supuesto, tampoco es aconsejable consumir alcohol.
 
El ejercicio. Para fortalecer los músculos del vientre, nada mejor que los abdominales. Este ejercicio requiere constancia para que podamos apreciar sus resultados, así que si te falla la fuerza de voluntad lo mejor es que te apuntes a un gimnasio donde un entrenador pueda ponerte tablas de ejercicios. Aprovecha todas las ocasiones que puedas para realizar también otros deportes que te gusten: natación, bicicleta, footing…
vientrePlano-2.jpg
Para recuperar la figura tras el parto es necesario reforzar y tonificar los músculos del abdomen, aunque se recomienda no realizar ejercicios abdominales tradicionales hasta que no haya transcurrido una semana desde el nacimiento del bebé.
 
Cómo realizar el ejercicio: Tumbada boca arriba flexiona las piernas sobre el pecho, con los pies en alto, y coloca al bebé sobre tus piernas. Sujeta al bebé con las manos. Ahora acerca y aleja lentamente y de forma intermitente las piernas al abdomen, de modo que se te contraigan el suelo pélvico y los abdominales a la vez.
Fortalece el abdomen con ayuda de tu bebé