CARRETERA EN INVIERNO

Conduce segura, también por la nieve

En estos meses de frío son frecuentes las nevadas. Cuando pese a las condiciones atmosféricas adversas es imprescindible viajar hay que aplicar algunas medidas de seguridad para que todo vaya sobre ruedas.

· Lleva siempre las cadenas en el vehículo y ponlas cuando lo recomiende la DGT y el sentido común.
· Es importante que todo en el vehículo funcione a la perfección, desde los limpiaparabrisas hasta los neumáticos.
· Lleva la radio encendida para estar siempre informada del estado de las carreteras.
· Respeta la distancia de seguridad con el vehículo que tengas delante.
· Evita las carreteras secundarias. Ve siempre por las más transitadas, ya que en caso de accidente es más fácil ser visto y ser rescatado.
· Viaja con el depósito de la gasolina lleno.
· Conduce de forma suave, evitando los acelerones bruscos que pueden provocar que el coche patine. Tampoco hay que dar frenazos que puedan hacer que las ruedas se bloqueen.
· Lleva en el coche suficiente ropa de abrigo, así como calzado impermeable y un par de linternas. Los móviles deben estar siempre con la batería cargada.
· Lleva una buena provisión de alimentos calóricos (chocolatinas, frutos secos…) y agua embotellada.

Consejos ante una nevada

Extrema el cuidado ante el hielo
Cualquier mancha de humedad que observes en la vía podría haberse convertido en una peligrosa placa de hielo que puede hacer que el coche patine y perdamos su control. Para evitarlo no te desplaces ni a primera hora de la mañana ni por la noche, que es cuando más peligro hay de formación de hielo y desconfía de todas las manchas humedecidas que observes mientras circulas. Es importante reducir la velocidad y evitar frenazos bruscos que puedan bloquear las ruedas.
Si pierdes el control del coche no debes frenar, sino levantar suavemente el pie del acelerador e intentar controlar el vehículo desde el volante.