MASCOTAS

Beneficios de tener una mascota en la familia

Son uno más de la familia y además, los expertos coinciden que su companía puede ser una estupenda terapia cuando estamos tristes o estresados.

 Propician la sociabilidad. Porque nos inspiran cariño y nos hacen reír. Además, nos acercan a muchas otras personas que también tienen animales de compañía.
• Mejoran la autoestima. Hay que alimentarles, pasearles, asearles, llevar un riguroso control veterinario... Todas estas acciones ocupan el tiempo de ocio, sobre todo para aquellas personas, generalmente mayores, que necesitan sentirse útiles y ocupados al mismo tiempo.
 Nos relajan. Son una ayuda para bajar el estrés por el efecto relajante de acariciarlos y por su silenciosa y reconfortante compañía.
• Ayudan a superar las depresiones. Son una fuente inagotable de alegría. Está demostrado que las mascotas ayudan a las personas a superar enfermedades y a sobrellevar mejor los postoperatorios. 
 Hacen compañía. Disminuyen así el sentimiento de soledad. Con su presencia, las personas se sienten más protegidas. Además, con un animal también podemos comunicarnos y no es raro ver a sus dueños hablarles.
En los niños, las mascotas refuerzan el sentido de la responsabilidad. También les ayuda aprender otros valores importantísimos como el respeto a los animales. Las mascotas, además,  pueden desarrollar la capacidad de amor que tienen los pequeños.