INTELIGENCIA EMOCIONAL

Con tus hijos, aplica tu inteligencia emocional 

Vestirles, alimentarles, educarles, corregirles, procurar que tengan todas sus necesidades cubiertas…. Todos queremos que nuestros hijos vivan felices y crezcan en un mundo de oportunidades. Pero las aprovecharán mucho más si también les damos las bases para que sean emocionalmente inteligentes.

La inteligencia emocional es esa habilidad para expresar las propias emociones, percibir las de los demás y tener la suficiente capacidad de adaptación como para hacer que esos sentimientos favorezcan un crecimiento.
Los niños con un buen desarrollo de su coeficiente emocional tienen más facilidad para aprender, se muestran más seguros y sociables, presentan menos problemas de conducta, no son violentos y tienen una buena percepción de sí mismos.
 
Educar a nuestros hijos bajo la perspectiva de la inteligencia emocional significa dotarles

 de estrategias para enfrentarse a la vida con confianza, motivación y buenas actitudes.

Como favorecer su inteligencia emocional
  • Un niño sano emocionalmente es un niño que se siente querido.
  • La confianza y el diálogo son las bases de cualquier relación, incluida la de los padres con sus hijos.
  • Los niños necesitan saber dónde están los límites y frecuentemente precisan.
  • Los niños son como son, no como sus padres queremos que sean.
  • Es necesario que los niños no miren exclusivamente por sus propios intereses.
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube
Síguenos en: