PUERICULTURA

Prepara la habitación del bebé

Con la llegada del bebé, su habitación se vuelve una de las más importantes de la casa. Sin embargo, no sólo debe de ser bonita, también confortable y práctica.

La habitación del bebé hay que tenerla lista al menos dos meses antes del nacimiento, porque es posible que el bebé decida darte una sorpresa y llegue antes de lo previsto. Ten en cuenta aspectos como:
· Debe estar en una zona de casa preferiblemente libre de ruidos. Por tu comodidad, debería quedar cerca de tu propia habitación. También debería ser una estancia de fácil ventilación y que esté en la zona más cálida de la casa.
· Si decides pintar su habitación elige pinturas atóxicas y naturales. Los colores serán neutros y pastel ayudarán a crear un clima más relajante que propicie ensueño.
· El suelo de esta estancia tiene mucha importancia, ya que en la etapa en la que el bebé comience a gatear pasará más tiempo en el suelo que en cualquier otro lugar. Por este motivo, no descartes poner parqué, que siempre resulta más confortable. Si descartas esta opción, hazte con algunas alfombras de fibras naturales para aislarle del frío.
· Deja una superficie sin amueblar para que sea su zona de juegos. Será todo lo grande que permitan las dimensiones de la estancia.
· A la hora de escoger los muebles debe primar sobretodo la seguridad. Tendremos en cuenta, por ejemplo, que no presenten bordes o aristas que resultan peligrosas y sólo compraremos el mobiliario en aquellas tiendas que nos ofrezcan todas las garantías de seguridad. Los muebles indispensables son: la cuna, un armario para su ropita y un cambiador.
· En cuanto a la iluminación, los expertos recomiendan luz indirecta y en cuanto a las lámparas ni que decir tiene que deberán estar colocadas en estantes altos para que el bebé no pueda acceder a ellas. Por supuesto, los enchufes estarán tapados con protectores de seguridad.