PUERICULTURA

primeros dias de tu bebé

El bebé ya ha nacido y, de repente, todo es nuevo y la familia entera debe adaptarse a la nueva convivencia. Es importante que conozcas todo lo que sucede en la vida de tu bebé durante sus primeros días para que puedas evitar los sobresaltos.

· La piel del bebé puede volverse amarilla. El tono amarillento de la piel y de las membranas de los ojos está ocasionado por la bilirrubina. La mayoría de los bebés la presentan durante la primera semana de vida. Se debe a que el acto de nacer resulta una experiencia penosa que puede enviar muchos glóbulos rojos fuera de circulación de manera temprana. Además, el hígado del bebé puede no estar todavía preparado para metabolizar tanta carga.
· El niño pierde peso. Es normal que en los primeros días el bebé pierda algunos gramos, porque se encuentra eliminando un exceso de líquido. No debe preocuparte siempre que al cabo de una semana haya recuperado el peso con el que nació. A partir de entonces debe de engordar 200 gr. a la semana.

Su primer día

· Vómitos y regurgitaciones. Después de comer, el bebé puede tirar parte de lo que ha tomado. Si son expulsiones pequeñas y sin esfuerzo, el niño está regurgitando, es decir, echando fuera simplemente lo que ha tomado de más. Si son cantidades más grandes entonces estaría vomitando.
· El cordón umbilical. Hay que ser muy rigurosos en la higiene de la cicatriz del cordón umbilical y procurar que no se moje. Lo normal es que al cabo de unos días se desprenda.
· Granitos en la cara. El bebé puede tener unos granitos blancos en la cara, especialmente en la barbilla, mejillas y nariz, producto de la acumulación de grasa en las glándulas sudoríparas. Se llama Milium y desaparecerá al cabo de unos días.
· Llora sin parar. Con el llanto, el bebé te puede estar indicando muchas cosas (hambre, que está mojado, que tiene frío o calor…). Pero si el llanto es más frecuente e intenso a última hora de la tarde, es muy probable que el pequeño esté sufriendo los cólicos de lactante. Se calmará si le pones bocabajo sobre tu brazo.